El pintor holandés es objeto de uno de los efectos más usados en fotografía en los últimos años. Sus pinturas pasaron bajo el efecto Tilt-shift, donde las imágenes adquieren una sensación de transformarse en maquetas donde algunos de sus objetos se convierten en miniaturas, muchas veces adoptando ese efecto bidimensional.
La genial intervención fue generada por la página Artcyclopedia gracias a muchas horas de paciencia y un buen uso de Photoshop.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Publicado por pabludu (@pabludu)