La carga dramática de los siguientes momentos es suficiente para entenderlos a plenitud. El conocido cliché de que el tamaño no importa aquí se cumple con mucho sentido.
El artista californiano Enomeks dramatiza distintas situaciones que parecen muy reales, pero usando pequeños muñecos para otorgarles el mismo nivel de importancia sin importar su magnitud física.
Las situaciones involucran a trabajadores midiendo niveles de radiación, policías deteniendo a un artista de graffiti (en este caso un supuesto Banksy), un hombre detenido por traficar drogas y un hombre en situación de calle.  Momentos muy reales o no, pero que expresan lo suficiente a pesar de sus tamaños.


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Publicado por pabludu (@pabludu)