Millones de folletos, publicidades y cualquier cantidad de papeles siempre llegan a nuestras manos, luego a nuestros bolsillos (esto sólo lo hacen quienes no lo lanzan de una al suelo), para luego ser parte del desorden pulposo que siempre existe en nuestras habitaciones, bolsos, etc.
Hacer algo con todo este material es una de las cosas más productivas que he visto desde hace mucho tiempo.
La artista norteamericana Sandhi Schimmel ha tomado estas inmensas cantidades de materiales sin propósito aparente y ha realizado unos espectaculares retrattos, que los logra a partir de collages y abocándose al uso de los colores de estos folletos.
Es una nueva forma de reciclar, pero con la perduración del arte.
Conozcan más de la artista a través de su página web, donde verán más de estos grandiosos mosaicos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Publicado por pabludu (@pabludu)