Mi encuentro con la religión esta Semana Santa fue a través de documentales, y sin siquiera buscarlo.

En un momento me di cuenta de que todas las cintas que estaba observando, de una u otra forma, criticaban o cuestionaban directamente a las religiones principales, dando en la llaga en temas muy polémicos, poniendo en perspectiva algunas de las tradiciones modernas que muchas personas han adoptado, convirtiendo las religiones en culto.

Hablaré en este primer post acerca de Lake of Fire, un documental dirigido por Tony Kaye, quien es uno de esos cineastas desconocidos que han realizado aunque sea una obra maestra y luego desaparecen. En el caso de Kaye, su obra representativa es American History X, cinta que te patea en el estómago mientras estás en el suelo, tratando de entender la crudeza del tema.

En fin, Lake of Fire tiene al tema del aborto como su génesis y final, en un recorrido de 17 años que Kaye siguió a lo largo de Estados Unidos.

Retrató las dos caras más radicales en el tema, los grupos Pro Vida y Pro Decisión. Con la intervención de algunas de sus figuras más resaltantes, se genera un debate muy respetuoso acerca de uno de los tabús más grandes en la actualidad.

Al igual que en su primera cinta, Kaye logra tratar un tema de una forma sumamente cruda y realista (eso se lo agradecemos bastante) mediante el uso de una fotografía sumamente hermosa, realizada por él.

Hay que indicarlo, el documental dura algo así como dos horas y media, y realmente tiene imágenes muy fuertes que a más de uno pueden llegar a chocarle.

Sin embargo, ese es su valor definitivo.

Lake Of Fire Trailer

Publicado por pabludu