Muy pocos cineastas siguen confiando en las manos mágicas de los maquilladores, prefieren cambiarlas por los efectos por computadora, bien sea por costos, por perdurabilidad del maquillaje o las horas que tome cada sesión. No decimos que es peor o mejor de cualquiera de las maneras, pero el maquillaje en sí es otro arte que al parecer se está extinguiendo por el advenimiento de la tecnología.
Uno de esos artistas que sigue confiando en la creación a partir de las manos es Rick Baker, tal vez no les suene conocido su nombre, pero su trabajo nos ha rodeado desde siempre.
Fanático de las películas y los comics de personajes como Drácula, El Hombre Lobo, o cualquier carácter de ciencia ficción de los años 40-50, Baker comenzó realizando pequeñas representaciones en su casa de los que él veía en las pantallas.
Evolucionando cada vez más su arte, decide dedicarse por completo al arte del maquillaje para cine.
Hasta el momento ha trabajado, o ha sido colaborador, en cintas como: El exorcista (1973), King Kong (1976), Star Wars Episodie IV (1977), Videodrome (1983), el video de Michael Jackson “Thriller” (1983), Ratboy (1986), Harry and the Hendersons (1987), The Nutty Professor (1996), Wild Wild west (1999), How the Grinch Stole Christmas (2000), Nutty Professor II: The Klumps (2000), Planet of the Apes (2001), y The Wolfman (2010) entre muchas otras.
Hasta el momento mantiene el record de mayor nominaciones y premios ganados en el Óscar en la categoría de mejor maquillaje (12 y 7, siendo la última por El Hombre Lobo).
Tenerlo en el equipo técnico no quiere decir que la película mejorara de alguna manera su historia o defectos obvios como algunas de las mencionadas, pero si le otorgará una calidad extra que ya es reconocida que proviene de las manos de Baker.

El Hombre Lobo

Entrevista

Publicado por pabludu