En un momento se dio la moda de que cualquier fotógrafo de celebridades de la música podía ser un director de videos. Llenando así espacios en los canales de música de imágenes tan extrañas y sin sentido posible.
Sólo un pequeño grupo de estos captadores de imágenes logró superar la prueba de lo estático al movimiento, e inclusive al cine.
Anton Corbijn se ha destacado por ser uno de los mejores fotógrafos musicales en los últimos tiempos. Las imágenes que ha tomado a agrupaciones como U2 y Metallica o a músicos como Tom Waits y Miles Davis, entre otros, son la fuente de inspiración de cualquiera que quiera utilizar una cámara.
El año pasado salió un documental de este fotógrafo, director de videos (Depeche Mode, U2, Nirvana, entre otros), y director de cine (Control).
El documental muestra entrevistas a la gran mayoría de artistas que han pasado por los ojos de este mítico fotógrafo.

Aquí dejamos unas fotos del sujeto:

Publicado por pabludu